CÓMO AUMENTA TU CAPACIDAD MENTAL LA PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA (introducción + ejemplo con el ajedrez.)


A pesar de que los expertos suelen afirmar que la programación neurolingüística (programación del lenguaje de las neuronas) es una ciencia estrictamente práctica, su punto de partida requiere ciertos principios teóricos. El primero de ellos es que la mente tiene un sistema de representación:





Al pensar, nuestro cerebro sigue unos patrones predefinidos según su experiencia adquirida, y los combina con los estímulos que se reciben del exterior a cada momento.


Toda esta información interactúa en nuestro cerebro a través de procesos neurológicos (a nivel inconsciente) y llega a la consciencia por medio del lenguaje. Se podría decir que nominalizamos los pensamientos. Esto es el primer principio de la PNL.


Nótese que en cualquier idioma existen sinónimos. Esto significa que tenemos varias formas de describir la realidad, y aun así no son del todo exactas. Ya que dos palabras, por mucho que tengan el mismo significado, transmiten una connotación asociada diferente. Y el tono y timbre de voz, tu apariencia, etc.


Por lo tanto, y a pesar de la mejora a través de la estructuración progresiva que ha tenido el lenguaje humano a lo largo de la historia (quién no ha hecho sus análisis sintácticos en el cole...), el lenguaje humano realmente es más limitado que nuestros pensamientos. Porque es sólo la manera de expresar lo que pensamos, no es lo que pensamos en sí mismo. De hecho, la mayor parte de la comunicación no es el lenguaje. Y muchos mensajes escritos se malinterpretan, por la diferencia de contexto entre el emisor y el receptor.






Esta ciencia se centra en la en la mejora del pensamiento, y en su influencia en las sensaciones, en las emociones y en el comportamiento consciente, a través de técnicas de perfeccionamiento. Enseña a pensar más en sistemas que en meras causas o efectos. Automatiza procesos que para el resto de personas tienen que ser conscientes, y proporciona una visión más amplia de la realidad. Te hace consciente de que en la comunicación hay más que el propio lenguaje. Todos sabemos preguntarnos la intención de una pregunta, por ejemplo. Pero la PNL te muestra la importancia de esto, con lo que hace que luego lo hagas siempre, se te viene la pregunta a la cabeza. Es magia.


La diferencia en la amplitud de visión percibida también resulta evidente en los jugadores de ajedrez, según su nivel. Los recién iniciados sólo tienen capacidad para centrar su atención en si la jugada del contrario es una amenaza y en si su pieza está protegida. En cambio un jugador de club tiene en cuenta estructuras, conoce algunas apreturas y finales teóricos, patrones de táctica, calculan variantes… y un Gran Maestro, pues ellos sabrán cómo perciben la realidad de la partida. Lo único que es seguro, es que perciben una visión más amplia de esta realidad de la partida. A simple vista, y de manera automática, ven más.


Para una mayor visión es necesario un aprendizaje. Quizás el problema de los seres humanos es que nos enseñan antes a hablar que a pensar. De hecho, a pensar no nos enseñan. Tenemos que aprender nosotros.



Dani Vaquer
Proyecto AhoraAjedrez.Com

No hay comentarios:

Publicar un comentario